Aquí tenemos a los presumidos del grupo.

Los que siempre te sorprenden con sus ocurrencias gatunas poco previsibles